240_f_101018088_reovvzbt3rjnsca16lqcthub2phmjyr0

El cliente contrata el servicio de monitorización y mantenimiento predictivo de los motores designados, realizado por Test Motors de forma remota, por un mínimo de 5 años.

Se instalan los sensores (TestIM_Sensor) y la placa electrónica de adquisición de datos (TestIM_DAQ), en régimen de alquiler, por cada motor a monitorizar.

Los costes de implementación dependeran de la potencia de la máquina y del número de máquinas a monitorizar, siendo un coste muy competitivo en comparación con los ensayos offline.

Nuestros técnicos se desplazan a sus instalaciones y realizan in situ las medidas necesarias para poder establecer el estado actual de su motor/generador eléctrico. Las medidas son siempre no invasivas, no interfieren en el funcionamiento habitual de su sistema de producción.

Test Motors se encarga de aportar todos los equipos de ensayos necesarios, realizar las mediciones, analizar los resultados obtenidos y en 24 h recibirá un informe exhaustivo con el estado de todos los motores/generadores analizados. Usted no debe preocuparse de nada. En sólo 24 h sabrá cuáles son los motores en peor condición y que debe hacer con ellos. ¡Pruébelo ahora!

En los informes se detalla, aparte de los parámetros de funcionamiento habituales y el estado de la maquinaria (sistema de potencia, motor/generador, sistema de transmisión, carga) las acciones de mantenimiento a realizar y cuándo se deben realizar.

TestIM puede predecir averías del tipo:
  • Estado de la red de alimentación.
  • Estado del sistema de potencia: contactores, interruptores, accionamientos electrónicos.
  • Estator: defecto de aislamiento entre espiras de una fase, entre espiras de diferentes fases, entre fase y tierra.
  • Defecto de aislamiento de la laminación del estator.
  • Rotor: barras del rotor rotas o en mal estado, anillo de cortocircuito roto o en mal estado, defectos de aislamiento en la laminación del rotor.
  • Excentricidades dinámicas y estáticas: deformaciones geométricas del estator, del rotor o de la carcasa.
  • Deformaciones del eje.
  • Rodamientos: defecto en pista interior, exterior, elementos rodantes o en la jaula. Corrientes parásitas en rodamientos.
  • Elementos de transmisión: avería en engranajes de transmisión, poleas, etc...
  • Carga del motor: desequilibrio o defectos en ventiladores, en bombas, compresores, en los rodillos de proceso o en el producto asociado (papel, aluminio, acero).